Traductor

Algunas Enseñanzas de Yamaguchi Sensei




Mantente en movimiento incluso cuando te mantienes apretado/compactado.  Suave desde el principio, siempre moviéndose a algún lugar. No importa lo apretado que sea el agarre, muévete pensando como si estuvieras solo caminando, despacio está bien. En otras palabras completamente libre.

Tu movimiento fluye, así que la línea de corte de la espada no es nunca estorbada. Al igual que las viejas historias de guerreros, cuyo trabajo de espada fue muy fluido. En ese sentido, es fluido pero pesado, suave, y sin embargo feroz.

El Budo está lleno de conceptos opuestos. Movimiento en quietud, quietud en movimiento. En movimiento, pero inmóvil. Suenan como un koan Zen. Pero con nuestros cuerpos. Podemos obtener una comprensión clara de tales ideas. Forjamos un cuerpo y una mente así, en lugar de simplemente tratar de aprender técnicas.

Hacemos esto a través de "la práctica correcta" y el entrenamiento. Entonces, ya no importa dónde o cómo eres atacado. Agarrar y ser agarrado, atacar y recibir el ataque, uno y el otro son lo mismo.

De esta manera, aprendemos Tai No Sabaki, así como la verdadera fuerza. Intenta vencer a tu oponente y tu técnica se vuelve demasiado forzada. Pierdes toda precisión. Las decisiones están nubladas. Los físicamente fuertes tienden a depender de su fuerza. El sabio, en su inteligencia. Al hacerlo, pierden la humildad.

Sí, es mejor estar físicamente fuerte también, pero cuando los fuertes dejan de depender de su fuerza, y los sabios no dependen de su intelecto, solo entonces, la mente y el cuerpo se vuelven verdaderamente efectivos.

Moverse naturalmente, lo importante es que el cuerpo nunca se ponga rígido. No te agites. Manten tus sentimientos en silencio. En el momento en que reaccionamos, los hombros se tensan y nos derrumbamos. Manten eso en la mente.

Trata de no pensar tanto en tirar. Si caminas de forma natural y tu pareja te tira, simplemente déjate empujar. Entonces solo siéntate. El poder está en tu hara (a unos centímetros debajo del ombligo) y tu intención. No es necesario que se tense. Con calma, dales algo para sostener. Entonces no confíes en la fuerza muscular. Solo déjate empujar. Poderoso, aún ...



Stay in motion even when holding tightly, soft in the beginning, always moving somewhere. No matter how tightly he grabs. Move as though you are just walking, slow is fine. In other words completely free.

Your movement is flowing so the line of sword is always unimpeded,  Just like the old stories of warriors. Whose sword work was so fluid. In that sense fluid yet heavy. Gentle, and yet fierce.

Budo is full of such opposite concepts. Movement in stillness, stillness in movement.  In motion, yet immovable. They sound like Zen koans. But with our bodies, we can gain clear understanding of such ideas. We forge such a body, and such a mind, rather than simply trying to learn techniques.

We do this through “right practice” and training. Then, it no longer matters where or how you are attacked. Grabbing and being grabbed, attacking and receiving, are one and the same.

In this manner, we learn Tai No Sabaki, as well as true strength. Try to defeat your opponent, and your technique becomes too forced. You lose all accuracy. Decisions are clouded. The physically strong tend to depend on their strength. The wise, on their intelligence. By doing so they lose humility.

Yes, it’s better to be physically strong too,but when the strong stop depending on their strength, and the wise do not depend on their intellect, only then,do both mind and body become truly effective.

Moving naturally, the important thing is the body never becomes stiff. Don’t become agitated. Keep your feelings quiet. The moment we react, the shoulders tense, and we topple. Keep that in mind.

Try not to think so much of throwing. Walking naturally if your partner pulls you, just let yourself be pulled. Then just sit. The power is in your hara and intention. No need to tense up. Calmly give them something to hold. Then don’t rely on muscular strength. Just let yourself be pulled. Powerful, yet…..

Seigo Yamaguchi
Traducción: Guillermo Balderas